Rapa Nui

Mara Huke Atán y Eugenio Huki Bailando Sau Sau. Quilpué 1988

Rapa Nui es el nombre originario de la Isla de Pascua y el pueblo que la habita. La caracterizan los Moai coronados con sombreros rojos, dan la espalda al mar y enmarcan esta compleja y misteriosa cultura; alrededor de 250 Ahu, altares ceremoniales de piedra; abundantes petroglifos grabados en piedras volcánicas, y música y bailes que, en su mayoría son de orígen polinésico.

En Isla de Pascua existe aún música autóctona, que muchos llaman “Pascua antigua“, y fue transmitida oralmente de generación en generación. Además hay cantos actuales de origen Polinésico cuyo carácter es más “alegre”. Los pascuenses son buenos bailarines y parece que su gran pasión fuera la música y la danza. Algunas de las expresiones musicales más conocidas son el Sau sau, el Tamuré, el juegode cordeles Kai Kai, el Tango Pascuense, el Tari-Tarita y otros bailes llegados de Tahiti.

Antiguamente en las fiestas de Rapa Nui el sitio de honor correspondía al Sau Sau, de origen samoano y que en la isla tomó características propias. Durante la noche se organizaban reuniones, en que se efectuaba esta danza y las mujeres mostraban toda su gracia y soltura, dentro de una movilidad cadenciosa acompañada del movimiento ondulante de sus manos. Actualmente esta danza ha perdido vigencia social y sólo se le ve en conjuntos folklóricos y reuniones de los ancianos.

Juego Kai Kai de Rapa Nui

En estas fiestas, representantes de distintos linajes, competían por conseguir el primer huevo del ave llamada Manutara, que depositaba en una pequeña isla, Motu Nui. Quien lograba conseguir el preciado huevo debía llevarlo a la isla intacto en medio de una ardua lucha. Quien lo conseguía era nombrado Tangata Manu y era considerado la reencarnación del propio dios Make Make.

El riu actualmente es una competencia de cantos rituales que relatan historias épicas y leyendas del pueblo Rapa Nui. Estos relatos están prácticamente extintos y fueron utilizados por los antiguos Rapa Nui para transmitir su cultura.

El Hoko Haka Opo es una competencia musical, donde se destaca la excepcional habilidad coral de este pueblo al interpretar temas en forma alternada con los grupos rivales, sin repetir ni equivocarse en las letras, que en algunos casos son de traducción desconocida. Las canciones son interpretadas por conjuntos o algunos cantores populares de la isla que se agrupan en torno a sus propios instrumentos musicales, y comienzan a bailar y a cantar, palmoteando con sus manos, moviendo la cintura y la cabeza al mismo tiempo.

< Ir Atrás