La Jota

Jota Aragonesa

Comienza su proceso de folklorización, reemplazando las castañuelas por castañetas, elaborando una coreografía con círculos, giros, contragiros cambio de frente de los bailarines, sobre pasos caminados valseados y adopción de uno muy característico que va levantando alternadamente las piernas, adelante, flectadas, hasta formar ángulo recto.

Su orígen aún no está esclarecido, la Enciclopedia de la Jota, de Galán Bergua, menciona que su nombre aparece en España a fines del s XVII.

“Su doble faz de canción-danza penetra a mediados de 1800 [a Chile], a través de salones y espectáculos teatrales y conciertos de pianistas” (Loyola,1980).

La Jota Predominó en espectáculos públicos, salones citadinos y fiestas campesinas; esporádicamente, despues de ciertas faenas, como la corta de trigo.

Su área de expansión comprende centros urbanos y campesinos entre Aconcagua hasta Concepción.

Actualmente esta danza se encuentra sin vigencia social en su aspecto danzario aunque se encuentran jotas cantadas con acompañamiento de guitarra en una amplia extensión geográfica de Chile que abarca pueblos y campos de la zona centro-sur.

Margot Loyola plantea que esta danza tuvo en los campos de la zona central y sur del país dos vidas disímiles aunque simultáneas: una como danza de velada de escuelas de dudosa autenticidad, y otra de uso popular en formas musicales y coreográficas…”.

Su texto se basaba en coplas octosílabas con rima consonante en los versos pares intercaladas con un estribillo que generalmente tenía rima asonante; y su danza.

    Jota interpretada por Conjunto Folklórico de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y Grupo Palomar, ambos dirigidos por Margot Loyola y Osvaldo Cádiz. Valparaíso 2002, Chile.

    Margot Loyola explica: “Entre las múltiples expresiones musicales llegadas de España tenemos la Jota, danza popular arraigada en Chile, especialmente en la zona centro-sur. En su proceso de folklorización adopta en su música el género de tonada con estribillo. Reemplaza las castañuelas por castañeteo, que en los campos llamamos cascabeles“.

< Ir Atrás